Beneficios del aceite de magnesio

aceite_magnesio

¡¡Cuánto tiempo!! Te voy a contar un poquito porque he estado tan desaparecida del blog… Llega un punto en la vida que una tiene que elegir su salud o las miles de tareas que quiere hacer. Para ponerte en situación, mis navidades fueron, de todo, menos relajantes. Viaje a Galicia, trabajo en la panadería de mis padres Nochebuena y Fin de año que te deja 3 días tumbado en la cama, literalmente, comidas familiares de aquí para allá, cocinar y más cocinar, coche para todas partes, tiendas… Las he aprovechado al máximo, sí, pero en vez de descansar, acabé exhausta. Es por eso que al llegar a Mallorca el cuerpo decidió pararme.

Como había estado sin ejercitarme mucho en Navidades, me tomé muy en serio lo de comenzar el año nuevo con energía 😀 Eso unido a mi adicción a las sentadillas, me provocó una contractura lumbar que me dejó sentadita unos cuantos días. Cuando ya creí que estaba mejor, volví a forzar por culpa de los muchísimos talleres que tenía en enero, las consultas, las fotos, los dossieres, el taller online, por no hablar de las labores cotidianas que se sumaron a todo lo que tenía que hacer como un bloque de hormigón sobre mi espalda. Así que decidí que era el momento de tomarme la vida más relajadamente y apuntarme a clases de pilates, yoga, espalda sana… Las hago todas jajaja y no sabéis lo que he mejorado.

Como siempre digo, cuando te enfermas de cualquier cosa, tu cuerpo te está avisando de algo, quizás estás demasiado estresado o muy ácido. Si tu no paras, ya te para él. Así que le he hecho caso y además de descansar, estirar y fluir, también me ha ayudado muchísimo el aceite de magnesio, tu mismo lo puedes hacer en casa con tan solo un ingrediente y lo mejor es que no solo sirve para relajar la musculatura, sino que también es perfecto para las personas que sufren de estreñimiento o no duermen bien. Os cuento algunos de sus beneficios…

  1. Fija el calcio en huesos, dientes y fortalece los músculos.
  2. Calma el dolor y además cura la raíz que lo provoca. Los medicamentos para calmarlo engañan a nuestro cerebro para no sentir el malestar, pero no atacan la causa que lo provoca.
  3. Estimula nuestro sistema inmune y lucha contra posibles infecciones.
  4. Reduce la presión arterial y el colesterol.
  5. Retrasa la aparición de la diabetes tipo 2 y mejora los síntomas de pacientes que la padecen.
  6. Rejuvenece la piel y combate los estragos de la edad y el daño solar.
  7. Relaja el sistema nervioso y favorece un sueño profundo y reparador.
  8. Reduce los síntomas del síndrome premenstrual y menopausia. Ideal para paliar los incómodos sofocos, cambios de humor e hipoglucemias.
  9. Disminuye calambres, lesiones y posibles dolores musculares después de hacer deporte.
  10. Masajear la zona lumbar, los riñones y la parte baja del estómago favorece un buen tránsito intestinal y una correcta digestión.

¿Os he convencido? Yo me siento al 100% desde que me lo aplico todas las noches antes de dormir. Te paso la receta, verás que sencilla.

Ingredientes para 1 botellita 

  • 100 g de cloruro de magnesio en polvo
  • 100 ml de agua (si tienes destilada todavía mejor)
  • 1 botella limpia con dispensador de spray

Preparación del aceite de magnesio

  1. Hervir el agua y cuando está lista, mezclar en un bote o cazo con el cloruro de magnesio.
  2. Revolver muy bien y dejar enfriar.
  3. Cuando está fría, colocar en la botellita, cerrar y guardar en un lugar accesible para acordarte de ponerlo todos los días.
  4. A mi me gusta masajear la zona lumbar, el abdomen y las plantas de los pies, pero puedes hacerlo por todo el cuerpo. Puede que pique un poco al principio, eso quiere decir que lo estás absorbiendo bien y que te estás desintoxicando, no te preocupes. La textura tiene que ser como de aceite.

Espero que este consejo tan sencillo te ayude muchísimo, ya me contarás 🙂

Vuelvo prontito con nuevas recetas fáciles, ricas y muy sanas.

¡¡Un beso grande!!

Elisa

Artículos relacionados:



4 thoughts on “Beneficios del aceite de magnesio”

Deja un comentario