Kale chips de “ketchup”

kale_chips_ketchup

¡¡Hola!! ¡¡Cuánto tiempo!! Últimamente no he tenido tiempo de publicar por aquí, la escuela me tiene absorbida, pero la buena noticia es que solo me queda un mes para acabar, así que en mayo volveré a coger el ritmo o eso espero 😀 Esa es la razón por la que me he estancado también con los talleres online, tengo alguno grabado, pero sin tiempo de editarlo. En fin, como siempre digo, lo importante es delegar, soltar y no estresarse. Hay veces que queremos estar a todo y eso no es posible, tengo mis objetivos muy claros, pero tampoco quiero descuidar mi alimentación ni estilo de vida, así que ahora toca centrarme en lo primordial. ¿Hablando de cuidar la alimentación? ¿Qué te parecen estos kale chips de ketchup?

Esta receta va especialmente dedicada a los amantes del picoteo. Yo soy la primera que cuando voy a tomarme unas cañas, sí, a veces bebo alcohol 😀 me como las patatillas con las aceitunas. Mi hermana y yo llamamos a las patatas fritas acrilamidas, porque no sé si sabes que los fritos a altas temperaturas generan esas sustancias químicas cancerígenas, que también se encuentran en el humo de los cigarrillos y en plásticos o adhesivos. Pero el caso es que un día no te van a matar, el problema está en comerlas siempre o comprarlas en el supermercado y tenerlas tentándote en casa, mejor lo dejamos como algo ocasional cuando vas fuera y las opciones saludables son escasas.

De ahí, surge esta receta, perfecta para un día que te quedas a disfrutar de una peli en casa y no sabes que picotear. Ahora ya puedes darte el lujo de preparar aperitivos saludables como este. A mi me encanta acompañarlas con aceitunas kalamata, tomates cherry de colores y humus con crudités. Aquí te dejo mi receta favorita, chips de kale con sabor a ketchup, saludables y cargadas de proteína.

Ingredientes y preparación para 1 bote de kale chips

  • 100 g de col kale picada (sin los tallos)
  • 2 cucharadas soperas de pasta de tomate concentrado 100%
  • 1 cucharadita de miso (el mío de arroz Genmai)
  • 1 cucharada de postre de sirope de arce o miel cruda
  • 1/4 de cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 de cucharadita de pimienta cayena
  • 1 cucharadita de sal rosa de Himalaya
  • 1 chorrito de zumo de limón o lima
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra 1ª presión en frío
  • 1 chorrito de vinagre de manzana sin filtrar
  1. Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
  2. Quitar el tallo de las hojas de kale y picar en trocitos pequeños.
  3. Juntar en un bowl la pasta de tomate, el miso, el sirope, el aceite, el ajo, la cayena, la sal, el limón y el vinagre.
  4. Echar la mezcla sobre el kale y masajear con las manos.
  5. Disponer sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y hornear a 170º durante 15 minutos aproximadamente. Probar para ver si están crujientes y si no es así, hornear más.
  6. Disfrutar en el momento o guardar en un tarro hermético hasta consumir.

No me dirás que no es fácil y lo mejor… DELICIOSA ¿Te animas?

Un beso enorme y hasta la próxima 🙂

Elisa

Artículos relacionados:



Deja un comentario