Pan de calabacín sin gluten ni levaduras

pan-calabacin-sin-gluten

¡¡Hola de nuevo!! ¡¡Han pasado algunos meses desde la última vez!! ¿Qué tal han ido las vacaciones? Espero que bien, la vuelta siempre es dura, pero recuerda que empieza una nueva etapa en la que puedes llenar tu lista de buenos propósitos. Septiembre es el mes de la vuelta al cole, el colapso en los gimnasios, la incorporación de hábitos saludables… A mucha gente le dura poco la fiebre, en octubre ya vuelven a atiborrarse de bollos en el sofá. No dejes que eso pase, mi recomendación es que te lo tomes con calma, las prisas no te llevarán muy lejos, empieza por cambios pequeños como si fueras una hormiguita y descubrirás que el proceso será mucho más fácil y duradero.

Antes de revelarte mi top 5 de consejos para la temporada otoñal, déjame saber qué temas te gustaría ver en mis talleres online, porque como te había prometido, comenzaré en octubre a prepararlos. He pensado en hacer el primero de batidos transgresores templados y lattes calentitos para entrar con energía y buen humor en la estación venidera. ¿Te gustaría?

Y ahora, te dejo mis consejos para superar el síndrome postvacacional:

  1. Incorpora un nuevo hábito cada semana. No lo hagas todo a la vez. Puedes empezar por incluir más verduras en tu alimentación, reducir las frituras y en su lugar cocinar al vapor o al horno, cambiar los aceites refinados por grasas de calidad, beber más agua, disminuir tu consumo de azúcar… Cualquier cosilla es un paso adelante en la mejora de tu estilo de vida y ten en cuenta que nunca es tarde para comenzar a cuidarse.
  2. Tómatelo con calma. De vez en cuando regálate un “cheat meal”. Este término americano se utiliza para designar las comidas trampa, con esto quiero decir que no pasa nada porque te cuides normalmente y un día a la semana, por ejemplo, te comas una tabla de embutidos con queso, una pizza o un dulce. NO VA A PASAR NADA, no te vas a morir ni echar por la borda el trabajo hecho durante la semana. Evidentemente puedes hacer esa comida trampa en formato saludable, pero a veces después de haber cocinado toda la semana, lo que te apetece es salir, tomarte algo, que te sirvan… Permítete disfrutar de ese momento sin sentirte mal. Sobre todo después de las vacaciones, esos instantes son necesarios para no caer en la rutina.
  3. Compensa. Ten en cuenta que la comida frita, procesada, etc. es adictiva, cuanto más le das al cuerpo, más perezoso se vuelve y luego solo querrás comer en el bar. Con el tiempo esto se pasa y tu organismo aprende a valorar lo bueno, sin embargo al principio puedes caer en sus redes, así que sigue esta regla: cuando te pases un día, sea por el motivo que sea, al día siguiente honra tu cuerpo y dale alimentos que lo nutran y lo cuiden. No se puede vivir en un continuo cheat meal 😀
  4. Muévete. Ya sea caminar, subir escaleras (que se muera el ascensor), cargar la compra a modo de pesas, apúntate al gym, a baile, a yoga… No importa que actividad haces, el caso es ejercitarse, el sedentarismo no es bueno para nada. Empieza poco a poco, aunque sean 10-15 minutos al día, es mejor que nada.
  5. Come solo cuando tengas hambre y organízate. No te sientas obligado a comer solo porque toca, escucha a tu cuerpo, él sabe mejor que tú lo que necesita, muchas veces comemos por ansiedad o aburrimiento, no dejes que eso pase. Y lo más importante, ten siempre comida y snacks a mano para no caer en procesados, organiza tu nevera, gestiona tu tiempo y cocina algunas cosillas para tener listas para la semana. Un grano en grandes cantidades, tubérculos al horno, alguna proteína para varios días… Esto es muy práctico.

Hoy me he propuesto hacer un post largo 🙂 Para terminar y haciendo honor a la organización, quiero dejarte esta receta de bizco-pan de calabacín jugosísimo que te servirá como desayuno o merienda para toda la semana. Me encanta untarle alguna mermelada, tahini o ponerle mi clásico aguacate con chile y sal. ¿Te animas a prepararlo?

pan-calabacin-sin-gluten

Ingredientes y preparación para 1 pan de calabacín

  • 150 g de harina de trigo sarraceno
  • 100 g de harina de amaranto
  • 4 huevos ecológicos (si eres vegano sustituye por *4 huevos de chía)
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino
  • 300 g de calabacín rallado
  • 100 ml de leche de coco (al menos 60% coco)
  • 100 ml de aceite de coco virgen extra
  • 1 cucharadita de bicarbonato + 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de canela y otra de jengibre
  • Pizca de sal rosa o marina
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo sin azúcar (opcional)
  • 1 cucharadita de estevia verde en polvo (opcional para el toque dulce)

pan-calabacin-sin-gluten

  1. Primero, rallar los calabacines y reservar.
  2. Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo. Si tu horno es de gas como el mío, calentar solo abajo.
  3. A continuación, disponer en la batidora (la mía una Optimum G2.1) la leche de coco, el aceite de coco, las semillas de lino, las especias, la sal, la vainilla, el vinagre y la estevia. Batir de menor potencia a mayor hasta obtener una crema homogénea. *Si eres vegano o alérgico a los huevos, puedes sustituir por huevos de chía. Para ello, juntar 4 cdas soperas de semillas de chia con 16 cdas soperas de agua y dejar reposar al menos 15 minutos hasta que forme un gel.
  4. Disponer la mezcla en un bowl y añadir las harinas tamizadas y el bicarbonato.
  5. Agregar el calabacín rallado e integrar con la masa.
  6. Echar todo en un molde de plum cake alargado cubierto con papel vegetal.
  7. Hornear unos 40 minutos a 180º hasta que la prueba del cuchillo salga limpia. Depende de cada horno, en el mío de gas se hace bastante rápido.
  8. Cuando está listo, dejar reposar en una rejilla unos minutos y luego desmoldar. Dejar enfriar antes de guardarlo o cortarlo. Se puede congelar en rebanadas para que aguante más, si no en la nevera estará perfecto durante una semana. A mi me encanta tostarlo antes de consumirlo.

Espero que te guste y te ayude a sobrellevar la vuelta. Puedes contarme que te parece por las redes sociales.

Un beso enorme

Elisa

Artículos relacionados:



Deja un comentario