Pasta Alfredo vegana con setas shitake

pasta-alfredo-vegana-sin-lactosa

¡¡Hola de nuevo!! ¿Os acordáis de la pasta con salsa de “queso” que os enseñé hace unos días en Instagram? Pues aquí está la receta para que podáis hacerla realidad. Esta salsa de queso vegana podéis ponérsela a vuestra pasta favorita, preferiblemente que sea sin gluten o al menos de cereales integrales de calidad como la espelta. Hoy en día hay mil opciones sin gluten, las pastas de legumbres, quinoa, arroz, maíz… Si es de maíz que sea orgánica siempre porque así nos aseguramos de que el cultivo no sea transgénico. Sin embargo, estas pastas pueden ser un poco caras, por eso mi opción preferida actualmente son los espaguetis de calabacín cocinaditos para que la textura se parezca más a la de los fideos. Si todavía no los habéis probado de esta manera, tenéis que hacerlo ya, porque conozco a alguna gente que le cuesta comérselos crudos y de verdad que un poco salteados y con esta salsa caliente, cambian un montón, os van a enamorar…

Por cierto, quiero deciros, sobre todo ahora que estamos en verano, que seáis flexibles. Yo  siempre trato de promover un estilo de vida lo más limpio y saludable posible, pero no siempre es posible seguirlo al 100%, no voy a ser hipócrita. Cuando estamos comiendo fuera o de viaje, yo trato de hacerlo lo mejor posible, pero de vez en cuando no me queda otra que comerme el pan refinado, alguna pasta con gluten, aceites en exceso  que utilizan en los restaurantes y sabe dios que más que no me entero y aunque muchas veces siento los efectos: hinchazón, malestar, un sueño tremendo después de comer, etc. Creo que de vez en cuando tenemos que dejar a un lado el no puedo comer esto y aquello, disfrutar el momento, el evento social y ya después volvemos a nuestra rutina habitual y nos cuidamos de nuevo. Lo que cuenta es el día a día, no nos quedemos estancados en las excepciones, volvamos a retomar los hábitos saludables y listo.

En fin, que me lío y yo no sé si alguno o alguna os ponéis a leer todo esto 😀 Si os interesan consejos para comer lo más saludable posible en eventos, viajes y reuniones, me decís porque puedo hacer un artículo o vídeo explicando lo que yo hago normalmente para cuidarme.

Volviendo a la pasta saludable, comentaros que si no tenéis un spirali (podéis ver lo que es en la parte derecha del blog y si hacéis click en la imagen veréis su precio), recordad que con un pelador de vegetales también podéis crear tallarines y así obtener vuestra pasta. No dejéis de hacer la receta por ese motivo.

En cambio, la levadura nutricional si es un ingrediente muy importante porque aporta el saborcillo a queso y además nutricionalmente, de ahí su nombre, es muy completa y nos aporta un montón de vitaminas del Complejo B. A diferencia de la levadura de cerveza, esta no prolifera las cándidas porque su levadura es inactiva, así que os recomiendo cambiaros de la clásica levadura de cerveza a la levadura NUTRICIONAL. Os advierto que es un vicio 🙂

Si  os surgen más dudas, escribidme y os contestaré lo antes posible.

pasta-alfredo-vegana-queso-vegetal-sin-gluten-sin-lactosa-sin-harinas-baja-carbohidratos

Ingredientes para 2 raciones de Pasta Alfredo

  • 2 calabacines medianos
  • 10 setas shitake frescas
  • 1 cebolleta
  • 1 Taza de anacardos remojados
  • 4 cucharadas soperas de levadura nutricional
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 1 Taza de agua mineral o filtrada
  • 1 tomate fresco (para decorar)
  • Para las setas y la salsa: Aceite de oliva virgen extra, romero, sal marina y pimienta negra

Preparación de los Calabaguetis con salsa de queso vegano

  1. Primeramente, vamos a espiralizar los calabacines (si son ecológicos con piel) para hacer los espaguetis. Los reservamos y guardamos los restos que nos quedan para agregar a la salsa.
  2. A continuación, salteamos la cebolleta, cortada en juliana, con un poquito de sal y aceite de oliva. Cuando esté blandita, cogemos la mitad y la ponemos en una batidora de vaso para hacer la salsa más tarde.
  3. A la otra cebolla que nos queda en la sartén, agregamos las setas, también cortadas en juliana y les ponemos más sal marina, pimienta negra, romero y tapamos para que se cree vapor y se ablanden un poquito. Cuando estén listas, las sacamos de la olla y reservamos.
  4. Por otro lado, preparamos la salsa sencillísima. En la batidora donde ya tenemos la cebolla cocinada, incorporamos los anacardos activados, los trozos que nos sobraron del calabacín, la levadura nutricional, el chorrito de zumo de limón, el agua, pimienta negra y sal marina al gusto. Batimos hasta obtener una salsa hipercremosa.
  5. En la olla que hicimos las setas, ponemos los espaguetis de calabacín y los salteamos unos minutos para que se cocinen un poco. Después, echamos la salsa de queso y dejamos reducir a fuego fuerte como si de una salsa de nata se tratase. Tras un par de minutos, cuando la salsa empieza a espesar y los calabaguetis están blanditos, incorporamos las setas y cocinamos un poquito más a fuego lento.
  6. Servimos en dos platos, decoramos con trocitos de tomate y romero. Me gusta ponerle el tomate para darle un toque de frescor, pero es opcional. ¡¡A disfrutar!!

Su sabor a nata, queso, la textura de la pasta, el toque de romero…. Todo es absolutamente delicioso. Y lo mejor…. No es una comida pesada, como suelen ser las pastas con mucha salsa y queso. Este plato es liviano y a la vez muy nutritivo, perfecto para una cenita de verano en la que queráis sorprender a vuestros comensales con un plato sano e innovador.

¡¡Hasta la semana que viene!! Creo que se avecina el primer vídeo del verano 😉

Bisous!! <3 <3

 

 

Artículos relacionados:



Deja un comentario