Ramen japonés con setas shitake y algas

ramen-vegano-sin-gluten-sin-lactosa-sin-azucar-sin-huevo-comida-japonesa-asiatica-saludable-energetica-macrobiotica

¿Ya habéis probado la avena frutal de ayer? Si no es así, ya estáis tardando… Hoy os acerco mi versión saludable del ramen, una sopa japonesa de fideos con verduras. ¿Os suenan esas cajitas de fideos instantáneos que hay en el apartado asiático del supermercado? Pues esa sería la versión fast food y aunque lamentablemente las he probado hace muchos años, lo que yo he preparado no tiene mucho que ver con ese caldo de agua salada con dos verduritas bailando el tango entre fideos. Tiempo después, lo comí en multitud de restaurantes asiáticos y la verdad es que era uno de mis platos favoritos, sobre todo en estaciones frías.

El ramen me ha salvado de morir congelada en más de una ocasión, puesto que antes tenía predilección por visitar sitios fríos en pleno invierno. Por suerte, siempre encontraba un noodle bar que los vendía, recuerdo que llevaban muchos vegetales, tofu y algún pedazo de pollo. Por supuesto los fideos eran con gluten, pero como esa época ya queda bastante atrás, es tiempo de reversionar este plato delicioso.

Ingredientes del ramen japonés con verduras (para 2-3 personas)

Las verduras y algas

  • 2 zanahorias
  • 1 tomate
  • 2 ramas de apio
  • 1 puerro con su parte verde (al caldito le queda genial)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 col
  • 10 setas shitake
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco picado
  • Un trozo grande de jengibre fresco
  • Una lámina de alga nori
  • Una lámina de alga wakame (rehidratada)
  • Agua

La pasta sin gluten

  • 100 g (aprox.) de soba noodles (de trigo sarraceno o de arroz)
  • Otra opción que me encanta es poner noodles crudos de calabacín o pepino (hechos con la espiralizadora)

Toques finales al caldo

  • 1 cucharada sopera de aceite de coco virgen extra 1ª presión en frío
  • 1 cucharada pequeña de miso (se pone una en cada cuenco al servir)
  • 2 cucharadas soperas de salsa tamari
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • Pizca de pimienta negra
  • Perejil fresco o seco para decorar (también le queda muy bien el cilantro)

ramen-japones-vegano-blog-saludable-comida-china-japonesa-asiatica-intolerancias-alimentacion-consciente

Preparación del ramen japonés sin gluten

A simple vista vemos un montón de ingredientes y puede parecer un lío, pero es muy sencillo.

  1. Cogemos una gran olla alta y ponemos abundante agua a calentar, cómo si fuéramos a cocer pasta. En este mismo momento también ponemos el alga wakame en un bol con agua para rehidratarla y que sea más fácil cortarla.
  2. Mientras tanto, picamos en trozos iguales todas las verduras menos el tomate: las zanahorias, el apio, los ajos, el puerro, los pimientos, las setas y la col y el alga nori en tiritas finas.
  3. Cuando el agua rompa a hervir, echamos todas las verduras, el tomate entero, el trozo de jengibre, el perejil fresco picado, el alga nori y el alga wakame también cortada en tiritas. Bajamos el fuego y lo dejamos que se haga lentamente para que las verduras no pierdan tanto sus propiedades.
  4. Más o menos en  media hora deberían estar al dente, que es como a mi me gustan. Ahora apagamos el fuego e incorporamos el aceite de coco, el tamari, el jengibre en polvo y la pimienta negra. Removemos y dejamos reposar.
  5. Ya podemos preparar nuestra pasta de trigo sarraceno según nos indica el paquete. Los míos se hacían en 5 minutos, simplemente hervir el agua y esperar el tiempo establecido. Cuando los tenemos listos, los pasamos por agua fría para que no se peguen porque la verdad es que esta tipo de pasta sin gluten tiende a ablandarse rápido.
  6. Por último, solo nos queda servir. Este es el momento más importante porque es cuando debemos añadir el miso para que no pierda sus propiedades y así beneficiarnos de su poder probiótico. Si lo hiciéramos antes, las altas temperaturas matarían las bacterias buenas. Entonces, echamos el caldo en un cuenco, ponemos la cucharada de miso, revolvemos y ya podemos añadir la pasta y decorar con el perejil.
  7. Bon appétit!!

caldo-japones-vegano-saludable-sopa-fideos-china-comida-asiatica-sana

De verdad que si no lo habéis probado nunca, os va a encantar, es exótico y a la vez familiar. Por eso me gusta tanto, adoro los contrastes 😉

Vuelvo el jueves con un batido de chocolate que os va a sorprender. Otoñal y cargado de buenas vibraciones.

Au revoir!! Bisous!! <3 <3

 

Artículos relacionados:



Deja un comentario