Risotto vegano de calabaza con guisantes y castañas

risotto_vegano_italiano_sin_lactosa_sin_queso_sin_gluten_intolerancias_calabaza_guisantes_castañas_arroz_integral_coco

¡¡Compañer@s mí@s!! ¿Sabéis que estoy haciendo? Pues como no podía ser de otra manera, me hallo en la cocina horneando galletitas navideñas, de esas que son marroncillas y algo duritas con sabor a especias de Navidad… No os podéis imaginar como huele toda la casa, ¡¡me encanta!! Si os digo la verdad, estos pequeños detalles de la vida cotidiana me emocionan, parece mentira que solo un olor pueda transmitirte tantas cosas. Y es que hoy he pasado un frío, estaba helada y el simple hecho de encender el horno y crear estas galletas saludables me ha hecho muy feliz.

Sin embargo hoy he venido a hablaros de otra cosa. La semana pasada hice un plato que me quitó la respiración: RISOTTO DE CALABAZA CON GUISANTES Y CASTAÑAS, lo tengo que poner en mayúsculas porque hacía tiempo que no disfrutaba tanto un arroz y mira que me gusta mucho. Yo, antes de alimentarme de manera saludable, no era muy fan del risotto, me parecía una cosa pegajosa llena de queso que me empalagaba la boca a los dos bocados. A ver, que era capaz de comérmelo, pero que pesadez de estómago después y que sensación de llenura casi inmediatamente después de acabar el plato. En cambio, este risotto healthy me ha conciliado con este plato italiano para siempre. Pero claro, ¡¡cómo no iba a estar bueno si le puse calabaza!! Cómo ya sabéis amo las calabazas, se las meto a un pan, hago cremita, me monto un Buddha bowl, las enmascaro en un batido de chocolate, se las pongo a una caldosa calentita… En fin, si antes no os gustaba la calabaza, yo creo que conmigo ya la estaréis amando hasta el infinito y más alla. ¿Con ganas de saber que lleva este platillo?

risotto_vegano_sin_lactosa_calabaza_vegetariano_especias

Ingredientes para el Risotto vegano (4 raciones aprox.)

  • 400 g de arroz semi-integral (también podéis usar arroz integral, pero tened en cuenta que tarda más en cocerse)
  • Para la cocción del arroz: agua, sal marina, estragón y pizca de semillas de cilantro molidas
  • 2 calabazas pequeñas tipo cacahuete o una grande (las mías eran unas pequeñitas del huerto de una amiga por eso utilicé 2)
  • Para hornear la calabaza: sal marina, canela, cayena, nuez moscada y chorrito de AOVE
  • 200 g de guisantes congelados (no suelo usar verduras congeladas, pero leí hace poco que estos tienen menos pesticidas que los frescos)
  • 20-25 castañas asadas
  • 2 cucharadas soperas de tahini
  • Una cucharada de postre de semillas de cilantro molidas
  • 2 cucharadas soperas colmadas de levadura nutricional
  • 1/2 taza de leche de coco (u otra leche vegetal)
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • Sal marina
  • Perejil fresco o seco para decorar

Preparación del Risotto de calabaza otoñal

  1. La noche anterior ponemos a remojar el arroz en abundante agua. A mi me gusta hacerlo con todos los arroces porque eliminamos un poco el almidón, lo limpiamos bien y además se cuece antes.
  2. Al día siguiente, lo primero que debemos hacer es asar las castañas. Yo lo hago a máxima temperatura durante 30 minutos, pero claro mi horno es débil, así que tened cuidado en el vuestro. Reservamos aparte y seguimos con nuestro arroz.
  3. Lo posicionamos en un colador y lo lavamos bajo el grifo. Mi truco de cocción para el arroz es hacerlo con bastante agua (yo nunca mido, le echo agua y depués lo voy probando y añadiendo más si es necesario y si se me queda acuoso lo cuelo en el colador y queda perfecto). Según rompe a hervir el agua, echamos la sal, el cilantro, el estragón y el arroz.
  4. Mientras se cocina el arroz, bajamos la temperatura del horno a 200º. Por otro lado, pelamos y cortamos la calabaza en cuadraditos pequeños. La disponemos encima de una bandeja de hornear cubierta de papel vegetal, espolvoreamos las especias (sal, canela, cayena, nuez moscada) y añadimos un chorrito de aceite de coco. La metemos al horno durante 30 minutos a 190º. En el mío tarda exactamente ese tiempo, pero recordad que cada horno es un mundo, vigiladla y pinchadla para ver si está hecha antes.
  5. Alternativamente podemos cocer los guisantes, no tardan nada, incluso podríamos tenerlos listos del día anterior.
  6. Cuando nuestra calabaza ya está horneadita y riquísima, echamos en el procesador de alimentos las 3/4 partes de la calabaza, dejando una poca reservada en la bandeja para añadir al final y así notar tropezones. A continuación, la trituramos hasta obtener un puré.
  7. Asimismo, añadimos en el procesador, el tahini, las semillas de cilantro, la levadura nutricional, la leche de coco, el aceite de coco y la sal. Volvemos a triturar y reservamos. Añadimos más leche de coco si fuese necesario (por si nos queda muy denso).
  8. Nuestro arroz ya debería estar listo desde hace algún tiempo, así que es el momento de añadirle el punto caliente con la salsa de calabaza. Revolver y listo.
  9. Finalmente, mezclamos con los trocitos de calabaza reservados y los guisantes. Decoramos con perejil y añadimos por encima de 5 a 6 castañas por ración. Este toque final es el que marca la diferencia, aporta un sabor super otoñal.

platos_veganos_saludables_blog_comida_sana_adaptaciones

¿Os tiene buena pinta o no? Igual os parece un poco rollo todo lo que hay que hacer, pero lo bueno es que es un plato que se puede dejar preparado el día antes o tener todo cocido y simplemente al día siguiente hacer la salsa fresca. También podéis omitir las castañas si no las encontráis o no os apetece esperar tanto tiempo… El caso es que es un plato delicioso y muy versátil, porque podemos substituir perfectamente los guisantes y castañas por unas setitas, unos trigueros, puerro… Para gustos, los colores. Prometedme que lo vais a probar 🙂

Os adelanto que este jueves toca recetita de desayuno saludable, calentito y muy rico.

Bisous!! <3

 

 

Artículos relacionados:



1 thought on “Risotto vegano de calabaza con guisantes y castañas”

Deja un comentario