Arroz integral con caldo de frijoles negros I Receta cubana

arroz-integral-frijoles-negros-comida-cubana-vegana

¡¡Hola guap@s!! ¿Cómo va la semana? Por fin he sacado tiempo para escribiros, porque la verdad no he parado. Que si apartamento, trabajo, maletas para aquí y para allá, papeleos… A día de hoy todavía no tengo casa. No sabéis las ganas que tengo de encontrar un hogar para volver a crear en mi laboratorio preferido: la cocina. Sin embargo, mientras tanto, todavía me quedan muchas recetas pendientes para publicar. No me olvido que también me habéis pedido el rejuvelac y el vídeo de los endulzantes, el cual ya he grabado en mi casa antes de venir, solo me queda editarlo. Además, he preparado unas barritas energéticas de espirulina muy ricas que creo que os van a encantar y son muy sencillas. Vamos que, mientras me instalo, aun me queda material.

El plato de hoy me fascina, lo conocí gracias a mi husband <3 y cada día me gusta más. Nutricionalmente hablando me parece completísimo, ya que la combinación de arroz con legumbre constituye una proteína completa, es decir contiene los nueve aminoácidos esenciales, algo muy importante para los que seguimos mayoritariamente una dieta basada en plantas. Lo ideal es acompañarlos de una ensalada verde, aguacate, tomate… De esta forma también nos daremos nuestra ración alcalina de verdes, grasas buenas y vitamina C para absorber mejor el hierro de los frijoles. Por cierto, a mi también me encanta ponerle un platanito maduro, como hacen en Cuba, sé que no es el mejor mix para la digestión, pero está divino 😀 Si os interesa una versión más alcalina de este plato os invito a echarle un vistazo a mi receta de mijo con frijoles al estilo cubano.

La receta del caldo de frijoles me la dio mi adorable suegra, que vive en Cuba, así que si la hacéis estaréis recreando un plato típicamente cubano al 100% 🙂 Por supuesto yo la he adaptado en modo saludable, ya que ellos le ponen azúcar blanco, vinagre de vino y carne frita por doquier.

En fin… Vamos allá con los ingredientes.

blog-saludable-arroz-frijoles-habichuelas-sin-gluten-sano-saludable-legumbres-cereales-integrales

Ingredientes para 2 personas

  • 300 g de arroz integral o semi integral de cultivo ecológico (remojarlo toda la noche en agua y lavarlo bien para disminuir el almidón y arsénico)
  • 300 g de frijoles negros (remojarlos toda la noche en abundante agua)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde (1/2 para el sofrito y el otro 1/2 para el caldo de frijoles)
  • Cucharada pequeña de sal marina
  • Cucharada pequeña de comino en polvo
  • Cucharada pequeña de orégano seco
  • Cucharada pequeña de albahaca seca
  • Manojo de cilantro fresco picadito
  • Chorrito de vinagre de manzana no pasteurizado sin filtrar
  • Aceite de oliva virgen extra 1ª presión en frío (para el sofrito y el caldo)
  • Cucharada sopera de azúcar de coco o xilitol

Preparación del arroz con frijoles

  1. Escurrir y lavar los frijoles. Ponerlos a cocer en una olla con abundante agua como si fuéramos a hacer una sopa con ellos. Los cocinamos a fuego medio.
  2. Cuando casi estén listos (a medio hacer) preparamos el sofrito con los dientes de ajo enteros, la cebolla cortada en trozos grandes y el medio pimiento verde. Lo sofreímos todo bien cubierto de aceite y dejamos que se poche.
  3. Una vez que los frijoles estén blanditos, ponemos en un recipiente para batir, el sofrito con 2 cucharones (el típico de servir caldo) llenos de frijoles escurridos. Batimos hasta formar una pasta y añadimos a la pota del caldo de frijoles.
  4. En este punto, dejamos cocinar sin la tapa a fuego fuerte para que se reduzca el líquido y el caldo coja consistencia.
  5. En el momento que veamos que conseguimos un caldo espeso como si fuera salsa, podemos apagar el fuego y añadir la sal. Si no nos espesa volvemos a batir más frijoles y añadir al caldo de nuevo.
  6. Después de la sal, añadimos el medio pimiento verde que nos queda entero, el comino, el orégano, la albahaca, el cilantro picado, el vinagre de manzana, un chorro de aceite de oliva y el azúcar de coco o xilitol.
  7. Revolvemos todos los ingredientes, tapamos y dejamos reposar mientras hacemos el arroz.
  8. El arroz deberíamos cocinarlo con mucha agua para reducir la cantidad de arsénico lo máximo posible, sobre todo si es integral porque desafortunadamente donde más se encuentra es en la cáscara. Así que yo recomiendo cocinarlo en abundante agua a fuego medio y cuando esté listo (depende del arroz que hayamos elegido) lo escurrimos en un colador si todavía le queda agua y lo servimos calentito.
  9. Emplatamos con mitad de arroz y mitad de caldo de frijoles. Podemos acompañarlo como bien he dicho antes con aguacate, tomate, platanito o una buena ensalada.

arroz-frijoles-cuba-internacional-proteina-completa-vegetal

Os enamoraréis del aroma a especias, lo reconfortante que resulta en estos días fríos y de su sabor a comida criolla casera y ante todo sabrosa 🙂 <3

Si lo probáis y os gusta, no dudéis en mostrarme vuestras creaciones en Instagram poniendo el hashtag #voilaelisa Me encantaría ver las fotos y compartirlas.

Poco a poco os iré enseñando más platillos caribeños como el arroz congrí o los frijoles colorados. Por cierto, si todavía no habéis hecho la caldosa o ajiaco, os recomiendo regalaros ese super plato dulce y perfecto para el invierno.

Me despido hasta la semana que viene. A partir de ahora publicaré una vez por semana, puesto que solo tengo un día libre y entre trabajar, alimentarme bien (ya sabéis que hay que dedicarle algo de tiempo) y ocio, me queda poco tiempo para dedicarme al blog, pero no os preocupéis es algo temporal, algún día me dedicaré enteramente a vosotros porque esa es mi pasión, guiaros en el camino a un estilo de vida más saludable, sin aditivos, refinados ni productos empaquetados.

¡¡Miles de besos!! <3 <3

 

Artículos relacionados:



Deja un comentario