Pan sin gluten de mijo y quinoa

pan-sin-gluten-batido-verde-mermelada-kiwi-desayuno-saludable-semillas-chia-polen

¡¡¡Buenos días!!! ¿Cómo os va la vida? Yo con mucho calor y ganas de estar en el mar todo el día. Cada día que pasa me apetece menos cocinar, solo quiero cosas frías 🙂 Mis desayunos han cambiado mucho, atrás quedan las gachas calientes para dar paso a las tostadas, la leche fresquita con granola casera y mis queridos smoothies bowls, estos últimos me acompañan todo el año. A veces también desayuno helado, es lo bueno que tiene alimentarse de forma consciente y saludable, que hasta los helados son sanos y constituyen un buen desayuno.

tostadas-sanas-mantequilla-almendras-frutos-rojos-frambuesas-arandanos-coco-chips-canela-superalimentos-superfoods

Últimamente me apetecen un montón las tostadas con distintos toppings. A veces les pongo ingredientes saladitos como el tomate o aguacate, siempre aliñado con un buen chorro de aceite de oliva y especias al gusto. Otros días estoy más frutal y le pongo una mermelada crudivegana con chía (la que véis en la foto es de kiwi) o una mantequilla de frutos secos con frutos rojos y chips de coco. Voy alternando porque hacer siempre lo mismo me aburre.

Los panes sin gluten también los voy rotando, a veces preparo mi pan de sarraceno y sésamo que es mi prefe por su textura, otras me invento uno por el camino y en ocasiones me topo con recetas como la de este pan de pseudocereales y claro, tengo que probarlo de inmediato. Me habéis pedido la receta por Facebook, así que aquí os la dejo. Se llama “The Unbelievable bread” del blog Wholeheartedeats. Su nombre lo dice todo… La verdad es que se trata de un pan increíblemente rico y muy fácil de hacer.

Ingredientes para un pan de tamaño tipo plum cake

  • 1 Taza de quinoa
  • 1 Taza de mijo
  • 4 cucharadas soperas de psyllium+1 Taza de agua
  • 1 cucharada sopera de sirope de arce
  • 3 cucharadas soperas de aceite de coco virgen extra
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico ecológico
  • 1/2 cucharadita de sal rosa del Himalaya
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana sin filtrar
  • 1 Taza de agua
  • Semillas de calabaza y girasol para decorar

Preparación del pan de mijo y quinoa

  1. Dejar remojando toda la noche la quinoa y el mijo en abundante agua. Puede ser a temperatura ambiente o en la nevera si hace mucho calor.
  2. Al día siguiente, los echamos en un colador grande, escurrimos, lavamos bien debajo del grifo y volvemos a escurrir. Los ponemos en el procesador de alimentos y seguimos con el resto de pasos. Si no tenemos procesador, podemos hacerlo en una batidora de vaso.
  3. En un bowl, mezclamos el psyllium con una taza de agua tibia, revolvemos y dejamos reposar unos minutos para que se forme el gel. Este superalimento es muy importante para que el pan adquiera buena textura.
  4. Cuando esté listo, lo añadimos al procesador de alimentos junto con la quinoa, el mijo, el sirope de arce, el aceite, el bicarbonato, el vinagre, la sal y la otra taza de agua.
  5. Procesamos todo un par de minutos hasta que se forme una masa, pero todavía vemos algunos granos sin deshacer (¡¡ojo!! digo algunos, no todos). Es importante no triturar excesivamente la mezcla.
  6. Volcamos la mezcla en un molde de pan estándar (26x10x7 cm) engrasado con aceite de coco o cubierto con papel vegetal. Echamos por encima las semillas para decorar y darle un toque crujiente.
  7. Horneamos a 160º 1 hora y media aproximadamente. Cuando lleve 45 minutos en el horno, lo pinchamos por arriba con un cuchillo varias veces para que escape el vapor. Cerramos y seguimos horneando.
  8. Cuando esté listo (hacemos la prueba del cuchillo), lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sin desmoldar encima de una rejilla.
  9. Una vez frío, podemos quitarlo del molde y guardarlo en un lugar frío o en la nevera. Yo lo corto en rebanadas y lo guardo en un tupper en el frigorífico para que me aguante toda la semana. La verdad es que permanece como el primer día.

Como os comenté más arriba, la mermelada que véis es de kiwi, podéis hacerla triturando la fruta que queráis y añadiéndole al final semillas de chía para adquirir consistencia. Las otras tostadas tienen mantequilla de almendras, arándanos, frambuesas, chips de coco, nueces de Brasil, macadamias y canela.

Espero que os guste mucho, a mi me encanta, sobre todo porque es un pan diferente.

Tengo pendiente daros la receta del chucrut casero, mi granola de desayuno y nuevos helados. Estad atentos 🙂

Bisous!! <3 <3

Artículos relacionados:



7 thoughts on “Pan sin gluten de mijo y quinoa”

Deja un comentario