Pan de trigo sarraceno sin harinas

pan-trigo-sarraceno-wholehearteats-sin-gluten-facil-sencillo-saludable-nutella-casera-nocilla-crema-almendras-chocolate-batido-semillas-psyllium

¡¡¡Buenos días!!! ¿Qué tal os está tratando el verano? Las vacaciones son la temporada perfecta para probar nuevas recetas de cara al otoño-invierno, sobre todo porque tenemos más tiempo para cometer errores, cambiar los ingredientes, degustar y perfeccionar nuestro recetario. Actualmente, pongo mucha más atención a los comportamientos de la sociedad en general y me da mucha pena ver como cada vez más, la gente come fuera y ha perdido las ganas de cocinar en casa. Yo sé que tenemos muchas tareas y obligaciones que nos dejan sin apenas tiempo, pero comer en restaurantes todo el rato no es la solución, ni para nuestra salud ni para el bolsillo.

Y me diréis, el verano está para disfrutar, ¡¡claro que sí!! No lo discuto, yo misma me voy de cañas de vez en cuando y como fuera, a veces mejor y otras peor, sin embargo aprecio muchísimo más las comidas en casa, porque aunque exigen un poco de sacrificio, soy muy consciente de que cocinar (a veces dos comidas diferentes), fregar, recoger… puede ser agotador, pero el sabor, la calidad de lo que has cocinado, las especias a tu gusto, la energía que le pones a tu comida, la buena digestión y la satisfacción de haber creado tú esos platos, todo eso no lo encontrarás nunca en un restaurante. Por ello, quiero convenceros de que el mejor chef podéis ser vosotros y el mejor de los restaurantes, vuestro hogar, aunque simplemente os regaléis un buen desayuno en familia… ¿Y qué mejor que un buen pan con nutella casera para el evento?

La receta de la nutella podéis verla en mi canal de Youtube. El batido verde por si os enteresa lleva paraguayos, acelgas, perejil, proteína de guisante y agua de coco.

Esta receta es una adaptación sin levadura del “The unbelievable buckwheat bread” de Wholehearted eats, el blog de una chica llamada Sophie que tiene recetas increíbles, pero sobre todo me pierden sus panes, hace muy poco también os enseñé el de quinoa y mijo, que es una maravilla. Lo que me fascina de estos panes es que se hacen con el grano y no la harina, lo cual encuentro que es mucho más saciante y que mantiene mejor las propiedades nutricionales de los ingredientes. De verdad que si desayunas este pan, no vas a tener hambre hasta la comida, por lo que te evitará picar entre horas.

Ingredientes para 1 pan entero

  • 1 Taza + 3/4 Taza de trigo sarraceno en grano (yo uso las típicas tazas medidoras de 250 ml)
  • 2 cucharadas soperas de Psyllium Husk (ingrediente importante para conseguir buena textura)
  • 2 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 1 Taza de agua
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (1ª presión en frío)
  • 1 cucharada de postre de bicarbonato sódico ecológico
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana no pasteurizado
  • 1 cucharadita de sal marina o rosa del Himalaya
  • Opcional para decorar: semillas de amapola, sésamo tostado y semillas de girasol  y calabaza

Preparación de “The unbelievable buckwheat bread”

  1. Lo primero es remojar el trigo sarraceno en agua al menos 2 horas (hasta que se ponga blandito). Pasado el tiempo, lo enjuagamos bien en un colador bajo el grifo y lo disponemos en el procesador de alimentos.
  2. Alternativamente, precalentamos el horno a 160º y formamos el gel de psyllium y chia en un bowl. Para ello, echamos ambos ingredientes junto con la taza de agua y revolvemos. Dejamos reposar unos 15 minutos, cuando obtenemos la textura gel, ya podemos añadirlo al procesador junto con el sarraceno.
  3. A continuación, agregamos el aceite, el bicarbonato, el vinagre y la sal. Procesamos todo bien hasta que se cree una masa y casi todos los granos de sarraceno estén deshechos.
  4. El último paso es ponerlo en un molde para pan (26x10x7 cm) forrado de papel vegetal y decorarlo con las semillas por encima.
  5. Horneamos a 160º 1 hora y media aproximadamente. La prueba del cuchillo siempre funciona, pero normalmente después de hora y media estará listo. Lo sacamos y esperamos unos minutos para desmoldarlo. Lo ideal es dejarlo airear hasta que enfríe y luego guardarlo en la nevera. A mi me gusta cortarlo en rebanadas, envolverlas en film de 2 en 2 y guardarlas en un tupper para que se conserven mejor.

Espero que os guste tanto como a mi, la verdad es que es muy práctico hacerlo el domingo y tenerlo para toda la semana.

Deciros que estoy en proceso de preparar nuevos vídeos, tengo muchas recetas deliciosas que creo que os van a encantar y además estoy aprovechando para experimentar platos espectaculares de cara a la nueva temporada de talleres 🙂

¡¡Hasta la próxima!! Bisous!! <3 <3

Artículos relacionados:



Deja un comentario