Sobre mi

 batido-verde-platano-cacao-maca-espirulina-cañamo-chia-lucuma-algarroba-superalimentos-proteina-guisante-hierba-trigo

¡¡Bienvenido a mi blog!! Me llamo Elisa y soy licenciada en periodismo, creadora de recetas saludables y health coach certificada por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Además, soy una apasionada de la música, el cine, la moda, los viajes y sobre todo de la cocina. Sin embargo, esto de la cocina se ha vuelto un tema muy amplio, ya que he sufrido una evolución a lo largo de mi vida. Hasta hace bien poco creía que comía sano, mi dieta era bastante variada, no obstante los carbohidratos refinados jugaban un papel importante en mi alimentación, por lo que comía bastante pan, pasta y arroz blancos. Asimismo, el azúcar estaba muy presente.

El 2014 fue el año en el que descubrí el maravilloso mundo de la repostería, de este modo, creé infinidad de dulces que lo único bueno que contenían era mi pasión por realizarlos. Digo esto porque hace unos meses entendí que comer dulces caseros hechos con harinas refinadas, azúcar blanco y leche no es saludable, aunque estés supuestamente “sana”. Con el tiempo me di cuenta que las migrañas, la dermatitis atópica, las infecciones de orina recurrentes, las cándidas, las gripes incurables, la mucosidad, mis cambios de humor repentinos y la tendencia al pesimismo pueden ser cuestión del pasado gracias a algunos cambios en la alimentación y estilo de vida. Desde que alcanzo a recordar siempre he estado enferma, por suerte eso ha terminado.

Mucha gente se pregunta el por qué de mi gran salto a este mundo healthy, pues, según ellos, no tengo una razón que me obligue a hacerlo, ya que muchos de estos problemas de los que os hablo son considerados hoy en día como algo cotidiano que debemos sufrir sin solución. He recurrido a la medicina convencional y me doy cuenta, que aunque es muy necesaria para problemas graves de salud, las enfermedades más leves, aunque muy incómodas, son tratadas, la mayoría de las veces, con fármacos que no eliminan la raíz del problema. Nadie me dijo que eliminando el exceso de lácteos de mala calidad, gluten y azúcares me desharía por fin de todos mis problemas, ni tampoco la importancia de consumir productos sin químicos, antibióticos ni hormonas para recuperar mi equilibrio hormonal. Por supuesto, siempre hablo desde mi experiencia personal, porque también sé que la tendencia está cambiando, lo cual me alegra mucho.

Algo que me ha ocurrido en el proceso es que he tomado conciencia de lo que le daba a mi cuerpo diariamente sin siquiera pensar en ello. A veces, por el simple hecho de tener aspecto saludable, creemos que somos invencibles, no obstante ¿qué nos deparará el futuro? Quizás una enfermedad grave que podríamos haber evitado. Es cierto que a lo mejor tenemos la mala suerte de sufrirla igualmente, aun cuidándonos, pero yo al menos quiero intentarlo, porque al fin y al cabo, para mi, comer sano de verdad no supone ningún esfuerzo, más bien es un placer. En este corto camino (empecé en enero de 2015), he descubierto tantos sabores nuevos, diferentes, divertidos…

No voy a mentirte, esta conciencia ha surgido en gran parte por las enfermedades de mis padres, mi madre ha sufrido recientemente un cáncer de mama (por suerte todo ha salido bien) y mi padre es diabético tipo 2 desde hace muchos años. Investigando, me di cuenta que no solo una persona con diabetes debe ser muy precavida con los picos altos de glucosa, si no que también la población en general para evitar la mayoría de enfermedades “crónicas” y en concreto la peor afección de este siglo, la candidiasis intestinal.

sobre_mi_elisa

Por otro lado, no quiero olvidarme de mencionarte que aunque normalmente soy muy sana, hay ciertos días que no lo soy. De vez en cuando todo se puede hacer, no hay que negarse nada que nos pida el cuerpo (si es en su justa medida). Así que un poco de jamón serrano o una pizza artesanal, aunque sea refinada, con una copita de vino algunas veces tampoco van a ser pecado. Al fin y al cabo, tengo 27 años y todo el mundo de mi alrededor ya piensa que estoy muy loca 😉 Por lo tanto, me considero sobre todo flexible, no me encasillo en ninguna dieta, hago lo que mejor me sienta, adoro el sushi hecho en casa, un pan horneado de forma artesanal… Normalmente buscando la alternativa más saludable, pero dándome caprichos de vez en cuando porque así soy yo, muy consciente de lo que debo comer a diario para gozar de buena salud, pero permitiéndome algún que otro desvarío por el camino.

Este párrafo está actualizado, porque he ido sufriendo una evolución a lo largo de los años, pero hoy por hoy esta es mi alimentación. En general, por si te preguntas que como en mi día a día, decirte que no consumo gluten ni azúcares de ningún tipo, a excepción de la hoja de estevia. Cada 15 días aproximadamente consumo carne roja de calidad y ecológica, algún queso o yogur de cabra alto en grasa (los desnatados son porquería) y habitualmente semillas y grasas saludables, frutas de temporada, pescados azules, carnes blancas eco, mariscos y huevos, aunque mayoritariamente mis comidas contienen muchas verduras y porciones más pequeñas de proteína animal. Más esporádicamente también consumo pseudocereales sin gluten (quinoa, trigo sarraceno….), frutos secos y germinados… Las legumbres las como solo de vez en cuando, a pesar de que me encantan, porque me sientan fatal y me provocan muy malas digestiones. Todo esto es a grandes rasgos.

Te aseguro que cuidarse es muy divertido y no dejarás para nada de comer platos suculentos. Acompáñame y lo verás 😉

Finalmente, después de tanto rollo, únicamente me queda invitarte a navegar conmigo en esta travesía llena de delicias, colores y sobre todo sonrisas 🙂 🙂 🙂

No olvides suscribirte a mi blog (formulario arriba a la derecha) para recibir mis entradas semanales y seguirme en las redes sociales. Estoy en Facebook, Twitter,  Instagram y Youtube.

Para cualquier duda, consulta o sugerencia, contáctame a elisa@voilaelisa.com


4 thoughts on “Sobre mi”

  • Felicidades, Elisa. Soy Tecnóloga de alimentos, máster en dietética y nutrición y madre de 2 y con 37 años leo tu blog y me inspiro. Si vas por este camino con 25 años ¡vas a ser invencible de mayor! Sigue así, guapa 🙂

    Me encantan los super-alimentos de Salud Viva ¿conoces los de Mundo Arcoiris?

    • Muchas gracias Carolina, qué contenta me ha puesto tu comentario, de verdad que con palabras como estas como no voy a seguir, gente como tu es la que me inspira a continuar este camino tan bonito. Te mando un abrazo muy grande!! Pues la verdad es que también utilizo superalimentos de Arcoiris, yo voy alternando Salud Viva, Arcoiris, Iswari y Naturgreen, cojo lo que esté mejor de precio y me guste más de cada uno. Por ejemplo de Arcoiris me gusta mucho el trigo sarraceno germinado, en cambio de Iswari están muy bien las bayas de Goji… Son todos geniales, tu ¿cual prefieres? 🙂

Deja un comentario