Helado vegano de stracciatella

helado-crudivegano-vegetal-sin-gluten-sin-lactosa-sin-azucar

¡¡Hola chic@s!! ¿Esperando el helado de stracciatella? Pues aquí lo tenéis… Una versión sana, sin lácteos, toneladas de azúcar refinado ni gluten. Este capricho de nata y chocolate contiene grasas vegetales saludables que provienen del coco, el cacao crudo y los anacardos…. Así que no tengáis miedo a engordar con este tipo de helados porque esta grasa no tiene nada que ver con la que llevan los lácteos, por no hablar de las calorías vacías que nos aporta el azúcar refinado y los tóxicos de los conservantes que le ponen a los helados comerciales. Os cuento un poco más sobre las propiedades de sus ingredientes…

  • El coco contiene ácidos grasos de cadena media, los cuáles no se almacenan como grasa en nuestro cuerpo, si no que se transforman inmediatamente en energía, acelerando nuestro metabolismo en el proceso y ayudando al cuerpo a quemar calorías. Es decir, que es una grasa que nos ayuda a mantener la línea y además aumenta nuestra energía.
  • El cacao es una de las mayores fuentes de magnesio y antioxidantes. El magnesio es un mineral importantísimo que fija el calcio en nuestros huesos, nos relaja, ayuda a dormir y refuerza la salud cardiovascular. Asimismo, el cacao mejora nuestro estado de ánimo y eleva la creatividad, atención, energía y pensamiento positivo. Es importantísimo que el cacao que compremos sea crudo para mantener intactas todas estas propiedades.
  • Los anacardos nos aportan grasas buenas que protegen nuestro corazón, mejoran la circulación sanguínea y ayudan a combatir la artritis. Gracias al contenido en fitoesteroles, disminuyen la absorción intestinal del colesterol y por tanto nos ayuda a mantenerlo controlado.

helado-stracciatella-italiano-nata-chocolate

Este helado sabe demasiado rico para ser verdad, nunca fui una super fan del stracciatella convencional, me parecía un helado soso y aburrido, yo era más de pistacho, avellana, vainilla… Sin embargo, esta versión me sorprendió muchísimo y la hice un poco como prueba, siendo tan bueno el resultado que no pude resistirme a compartirlo con vosotros. Es muy sencillo y no necesitáis tener un procesador de alimentos ni una heladera, tan solo una batidora.

helado-sin-heladera-sano-saludable-facil-sencillo-receta-simple-version-sana

Tengo que admitir que aunque me encanta el helado de plátano en todas sus versiones y es ideal porque no hay que endulzarlo, es bajo en grasa, etc. ya estaba un poquito cansada de siempre lo mismo y tenía ganas de probar algo nuevo, por eso me estoy dedicando a crear helados distintos para también complacer todos los paladares, incluso a los que no les gusta el plátano. Por otro lado, debéis tener en cuenta que este helado es muy denso nutricionalmente y llena mucho, con lo cual me parece genial, porque no sé si solo me pasaba a mi, pero yo cuando comía helado convencional, jamás tenía fondo, podía zamparme toneladas y eso muy normal no es, así que es perfecto para relagarse un capricho healthy y además que nos sacie esas ansias dulces y a la vez de algo fresquito que tenemos en verano.

Como siempre digo, yo no soy muy partidaria del abuso excesivo de las grasas, me siento menos energética cuando lo hago, por ello os recomiendo alternar este tipo de helados más altos en grasa con los de frutas naturales y así tener un balance. Ya sabéis, en la variedad está el gusto.

nata-coco-leche-vegetal-anacardos-aceite-coco-sirope-arce-cacao-crudo-nibs-superalimentos

Ingredientes para 2 raciones pequeñas de helado

  • 1/2 T de anacardos activados (remojarlos 8h en agua para activar sus propiedades y hacerlos más digestivos)
  • 1 lata de leche de coco (con alto porcentaje en grasa, al menos 60% coco)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de coco
  • 2 cucharadas soperas de sirope de arce o coco
  • Pizca de sal rosa del Himalaya
  • Sirope de chocolate: 2 cucharadas soperas de aceite de coco+1 cucharada sopera de cacao crudo en polvo+1 cucharada soperas de sirope de arce o coco
  • Puñado de nibs de cacao crudos

Preparación del Stracciatella vegano

  1. Ponemos la lata de leche de coco en el congelador 15 minutos.
  2. Alternativamente, enjaguamos bien los anacardos con agua en un colador. Los disponemos en la batidora de vaso junto con el aceite de coco, el sirope y la sal.
  3. Sacamos la lata del congelador y la abrimos. Con cuidado cogemos la parte de arriba, que viene a ser todo el coco, quedando el agua abajo. Echamos toda esta pulpa en la batidora junto con el resto de los ingredientes.
  4. Añadimos a toda la mezcla un chorrito del agua mezclada con coco que nos queda en la lata. La leche sobrante podemos utilizarla para añadir a nuestros batidos o desayunos (aquí no se tira nada). Batimos todo unos minutos hasta adquirir una nata líquida.
  5. Disponemos la nata en un tupper rectangular pequeño y bajito para que luego nos sea fácil servirlo. Reservamos.
  6. Por último, preparamos el sirope de chocolate mezclando en un bowl el aceite de coco derretido junto con el cacao y el sirope hasta obtener una mezcla homogénea.
  7. Ahora viene la magia… Vertemos el chocolate en la nata y dibujamos zigzags con ayuda de un tenedor unos segundos. Por efecto de la nata fría, el aceite de coco solidifica y se crean los puntitos de chocolate.
  8. Añadimos los nibs, revolvemos un poco con el tenedor y metemos al congelador toda la noche.
  9. Opcionalmente podemos revolver la mezcla al cabo de una hora de estar enfriando para que el chocolate se reparta mejor todavía.
  10. Al día siguiente o cuando queramos consumirlo, sacamos el tupper al menos media hora antes de comerlo. No os asustéis cuando veáis que es un bloque, al pasar el tiempo se convierte en helado de verdad. Lo ideal es que si va a ser vuestro postre, pues lo saquéis antes de comer y así le dará tiempo a descongelar y hacerlo más manejable. Esto es muy importante para que podamos servirlo fácilmente e incluso hacer bolas. Además, así estará con la textura perfecta para comer. Podemos decorar con más nibs de cacao y más sirope de chocolate.
  11. Otra opción para evitar las esperas es que congeléis la mezcla de stracciatella en cubitos de hielo. Cuando queráis consumirlo tan solo tenéis que sacarlos, meterlos en el procesador y triturarlos hasta formar la textura helado, quedará más cremoso que nunca.

Ya véis que es muy sencillito y os aseguro que está absolutamente delicioso. Espero que os encante y me contéis que os parece por las redes o por aquí.

Bisous!! <3 <3

Artículos relacionados:



5 thoughts on “Helado vegano de stracciatella”

Deja un comentario