Pasta sin gluten con salsa de tomate y kale masajeado

pasta_sin_gluten_salsa_tomate_kale_masajeado

¡¡¡Queridos lectores!!! ¿A quién no le gustaría un buen plato de Pasta sin gluten con salsa de tomate y kale masajeado? A veces lo único que necesitamos para ser felices es una receta simple de toda la vida, bien calentita y nutritiva. Esta versión de la clásica pasta con tomate es sin gluten, totalmente vegana y te aseguro que deliciosa.

Para la ocasión, he escogido unas espirales de arroz integral que me vuelven loca porque la textura es tal cual la de la pasta de trigo. Sin embargo, hay una gran diferencia, estas sacian muchísimo, en cambio, la pasta convencional te deja una bola en el estómago según terminas de comer, pero a las dos horas ya tienes un hambre voraz. ¿Os ha pasado lo mismo? Pues, don´t panic!! aquí la solución. Otra opción que me encanta es la pasta de trigo sarraceno, será el próximo paquete que compre.

Además de ser digestiva, tiene un ingrediente que la hace diferente y que para mi le da el toque definitivo a esta comida, que es la col rizada o  kale masajeada. Es una manera excelente de incluir esta hoja verde sin sentir la textura fibrosa. El kale pertenece a la familia de las crucíferas, poderosas anticancerígenas, que además de muchos nutrientes nos aportan proteína vegetal.

Para coronar el plato he escogido mi querido orégano seco, aguacate para aportar grasa saludable y la indispensable levadura nutricional. Esta última nada tiene que ver con la levadura de cerveza, que prolifera cándidas porque tiene levaduras activas. La levadura nutricional tiene un saborcito a queso, nada amargo y nutricionalmente es muy completa, puesto que nos aporta muchísimas vitaminas del Complejo B. Todas mis clientas alucinan con este superalimento cuando lo compran, así que te recomiendo encarecidamente que si todavía no lo tienes, corras a por él.

Ingredientes para 1 ración grande de pasta

  • 200 g de espirales de arroz integral
  • 125 ml/1/2 Taza de salsa de tomate ecológica (99,8% tomate y 0,2% sal marina)
  • 1 cucharada sopera de pasta de tomate concentrado
  • 4 cucharadas soperas de puré de boniato (boniato hervido hecho puré)
  • 4 hojas de kale (sin la parte dura del medio)
  • Para masajear el kale: Chorrito de aceite de oliva, unas gotas de zumo de limón y pizca de sal
  • 4 tomates secos (rehidratados durante al menos 4 horas)
  • 1/2 aguacate
  • Levadura nutricional al gusto
  • Orégano al gusto
  • Pizca de sal rosa de Himalaya

Preparación de  las espirales de arroz integral con tomate 

  1. En una olla poner a hervir abundante agua. Cuando rompa a hervir, echar la pizca de sal y la pasta de arroz integral. Cocinar el tiempo que estipula el paquete apoximadamente, así quedará al dente. Probar siempre para ver si está al gusto o hay que dejarla más.
  2. Por otro lado, romper el kale y masajear junto con el aceite, la sal marina y el limón hasta que se reduzca y se quede blandita.
  3. Una vez que la pasta está lista, escurrir y cocinar a fuego lento con la salsa de tomate, el tomate concentrado, el puré de boniato, los tomates secos cortados en tiras y el kale.
  4. Cuando todo esté bien caliente, servir con el aguacate por encima, el orégano y la levadura nutricional. ¡¡A disfrutar!!

Como veis, es una receta muy sencilla que cualquier puede hacer con unos cuantos ingredientes. Si la hacéis, podéis taggearme en Instagram con el hashtag #voilaelisa o etiquetarme @voilaelisa.

Antes de irme, os dejo otra receta de pasta que siempre triunfa en mis talleres, la pasta alfredo vegana con tallarines de calabacín.

No olvidéis suscribiros a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades y recibir un consejo diferente cada semana y recetas exclusivas. Podéis hacerlo en la caja arriba a la derecha.

¡¡Hasta la semana que viene!!

Un beso enorme.

Elisa

Artículos relacionados:



Deja un comentario