Arroz con frijoles al estilo cubano

arroz-frijoles-negros-estilo-cubano

¡¡Hola guap@s!! ¿Cómo va la semana? Por fin he sacado tiempo para escribiros, porque la verdad no he parado.

El plato de hoy me fascina, lo conocí gracias a mi husband y cada día me gusta más. Nutricionalmente hablando, me parece completísimo, ya que la combinación de arroz con legumbre constituye una proteína completa, es decir contiene los nueve aminoácidos esenciales, algo muy importante para los que seguimos mayoritariamente una dieta basada en plantas. De todas formas, recuerda que no hace falta incluir ambos en la misma comida, si desayunas un cereal, comes una legumbre y cenas semillas, también crearás la proteína completa, no hace falta juntarlos siempre, tu cuerpo es muy inteligente 😀

Lo ideal es acompañarlos de una ensalada verde, aguacate, tomate… De esta forma también nos daremos nuestra ración alcalina de verdes, grasas buenas y vitamina C para absorber mejor el hierro de los frijoles. Por cierto, a mi también me encanta ponerle un platanito maduro, como hacen en Cuba, sé que no es el mejor mix para la digestión, pero está divino 😀

La receta del caldo de frijoles me la dio mi adorable suegra, que vive en Cuba, así que si la hacéis estaréis recreando un plato típicamente cubano al 100% 🙂 Por supuesto yo la he adaptado en modo saludable, ya que ellos le ponen azúcar blanco, vinagre de vino, a veces frituras y bastante carne de cerdo.

En fin… Vamos allá con los ingredientes.

arroz-frijoles-negros-version-saludable

 

Ingredientes para 4 raciones

  • 500 g de arroz (puedes usar integral o blanco, yo personalmente como pocas veces arroz y cuando lo hago lo elijo blanco vaporizado porque tiene menos arsénico, antinutrientes y es más fácil de digerir, si lo eliges integral, recuerda remojarlo toda la noche para eliminarlos)
  • 500 g de frijoles negros (remojarlos toda la noche en abundante agua)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 4 hojas de laurel
  • Sal marina (para el arroz y los frijoles)
  • 2 cucharaditas de comino en polvo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Manojo de cilantro o perejil fresco (opcional)
  • Un buen chorro de vinagre de manzana no pasteurizado sin filtrar

 

arroz-frijoles-negros-vegano-receta-cubana

Preparación del arroz con frijoles

  1. Primero, cocinar el arroz. Yo suelo utilizar vaporizado porque me gusta el resultado y además su índice glucémico es menor. Así que lo lavo muy bien en un colador para reducir el almidón hasta que el agua sale clara y lo dispongo en la arrocera (si no tienes, en una cazuela normal) junto con 600 ml de agua y 2 cucharaditas de sal marina. Lo pongo a cocinar en el programa arroz (son 25 minutos y queda perfecto, en su punto). Yo hago bastante arroz para que nos rinda para el día siguiente también.
  2. Escurrir y lavar los frijoles. Disponerlos en una olla, cubiertos de agua más 4 dedos por encima de agua a mayores (como si fuéramos a hacer una sopa).
  3. Agregar la cebolla pelada entera, los dientes de ajo pelados, las hojas de laurel y cocinar alrededor de 1h y media/ 2 horas, hasta que se ablanden. Yo no tengo olla a presión, pero los hago en una máquina de cocinar con funciones, que siempre utilizamos para hacer el arroz. Si no la tienes, no pasa nada, hazlo en una olla convencional. Recuerda cocinarlos a fuego medio, con las legumbres es mejor no apurarse.
  4. Una vez listos, pasar a una batidora, dos cucharones llenos de frijoles con un poco del caldo, la cebolla y los ajos. Añadir a la mezcla todas las especias (2 cucharaditas de sal, el comino, el orégano, la albahaca, el pimentón y el vinagre). Batir muy bien hasta obtener una crema.
  5. Incorporar al caldo de frijoles esta mezcla junto con el manojo de cilantro entero (al final se quita, solo es para agregar sabor).
  6. Integrar y devolver al fuego. Cocinar a fuego fuerte para que espesen y se mezclen todos los sabores. ¡¡Listos!!
  7. Servir con el arroz (si está enfriado mejor, así tendrá un efecto prebiótico en nuestro intestino) y los vegetales que te apetezcan. Yo en esta ocasión le he puesto, pepino, ensalada variada, aguacate y semillas de cáñamo peladas.

Os enamoraréis del aroma a especias, lo saciante que resulta para los que siempre tenemos hambre jeje y de su sabor a comida criolla casera tan sabrosa 🙂

Si lo probáis y os gusta, no dudéis en mostrarme vuestras creaciones en Instagram poniendo el hashtag #voilaelisa Me encantará ver vuestras fotos.

¡¡Hasta la próxima!!

¡¡Un beso enorme!!

Elisa

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.