Cómo hacer chucrut en casa

chucrut-casero-receta-col-lombarda-probiotico-natural-fermento

Good morning!! ¿Qué tal estáis? Seguramente muchos ya estéis de vacaciones 🙂 Estoy a punto de irme casi una semana a mi casa, pero antes tengo algunos talleres y recetas preparadas. Por si no me seguís por las redes sociales, deciros que este martes, 12 de julio, impartiré un taller de helados naturales en Dietética Murta (CC Los Geranios, Palma de Mallorca) a las 17:00 y la verdad es que me apetece un montón acercaros estas delicias de cara al veranito. También, volveré a Sa Botiga des Poble el miércoles 20 de julio a las 18:00 para dar un taller de repostería crudivegana y para acabar la temporada de verano daré un último taller a finales de julio, nada más y nada menos que de cócteles sanos y riquísimos para vuestras fiestas en la playa 🙂 Os daré más detalles en las sucesivas semanas.

Volviendo a lo que nos concierne hoy, hace un montón de tiempo me pedistéis la receta del chucrut o col fermentada y aquí está por fin. La verdad es que yo casi siempre lo compro ya preparado en una tienda de confianza, que sea ecológico y que no tenga aditivos ni nada raro, tan solo sal marina y quizás un poco de enebro, sin embargo me pareció una idea genial hacerlo porque es muy sencillo, te aseguras que no esté pasteurizado y por supuesto más natural. Esta receta es ideal también para quien no tenga acceso a tiendas ecológicas o este tipo de alimentos no se vean mucho en su país, así que aquí os dejo los pasos para hacer un sabroso chucrut de col lombarda.

intestino-segundo-cerebro-depresion-prebioticos-probioticos-fermentos-japon-dieta-asiatica-pickles-soja

En cuanto a sus beneficios, es un alimento probiótico que mejora nuestra salud intestinal, ya sabéis que yo soy una mega fan de consumir probióticos como el miso, tamari, vinagre de manzana sin filtrar, vinagre de umeboshi, cacao, matcha, kombucha, rejuvelac y… mi querido chucrut, el ingrediente perfecto para añadir a vuestras ensaladas, verduras y preparaciones variadas. Yo todo lo acompaño con un poquito de chucrut 🙂

Mi experiencia personal con los probióticos es muy positiva, desde que los consumo a diario, variándolos y agregando también PREbióticos, que serían para que me entendáis los que alimentan nuestras bacterias buenas, es decir, los probióticos, me siento mejor que nunca. Como alimentos prebióticos tenemos las hojas verdes, muchas frutas, la patata y zanahoria cocidas y frías, el ajo, la cebolla, el plátano macho… Vamos que llevando una dieta variada con diversidad de frutas, verduras y fermentos mejorará mucho vuestra salud intestinal y tener un intestino sano es sinónimo de bienestar, ya que por algo lo llaman el segundo cerebro, así que no lo descuidéis.

chucrut-lombarda-col-fermentada-probiotico-salud-intestinal-prebiotico

Ingredientes para un bote pequeño de chucrut

  • 1/4 de col lombarda
  • 1 cucharada pequeña de sal rosa de Himalaya
  • 1 hoja de la parte externa de la lombarda para tapar la mezcla al final
  • Un tarro pequeñito de mermelada

Preparación del chucrut de col lombarda

  1. Antes de empezar comentaros dos cosas. La primera es que todo debe estar bien limpio y seco para que no aparezcan mohos. La segunda es que yo prefiero utilizar botes normales en los que se puede escapar el aire y no los herméticos porque estos puede generar toxina botulímica, la cual es muy peligrosa para la salud. También es importante que el repollo siempre tenga agua por encima. Esto del botulismo es muy raro que ocurra, pero mejor ser precavidos.
  2. Es muy simple. Cortáis el trozo de lombarda en tiritas muy finas con la ayuda de un cuchillo, también podéis hacerlo en un procesador de alimentos con el accesorio rallador.
  3. Posicionáis todas las tiras en un bol y echáis la sal encima.
  4. Masajeáis muy bien con las manos unos cuantos minutos. Esta es la parte más pesada. Tiene que soltar todo el jugo morado y ablandarse un poco.
  5. Cuando vemos que ya soltó mucha agua, ponemos la col en el bote presionando bien hacia abajo para que el líquido siempre quede por encima y la col no entre en contacto con el aire.
  6. Una vez que esté toda dentro, añadimos todo el jugo que quedó en el bowl y presionamos con los dedos para que la col quede bañada por el jugo como véis en la foto. En este punto, ponemos la hoja de col que teníamos reservada por encima medio doblada para tapar y evitar que entre el aire. Cerramos el bote y está listo.
  7. Lo dejamos en un lugar oscuro a temperatura ambiente fermentar. En verano puede que fermente en días y en invierno tendremos que dejarlo varias semanas. Yo siempre lo dejo 3 semanas para asegurarme de que está blandito y perfecto. Es importante que os acordéis de él, poned una alarma o algo para ese día. Cuando está listo, abrimos y veremos que tiene un color rosa en vez de morado, eso quiere decir que está ready.
  8. Conservamos en la nevera hasta consumir.

Este mismo procedimiento podemos hacerlo con un repollo normal y también podéis doblar las cantidades para hacer más cantidad. Es un proceso muy chulo, os animo a probarlo.

Mi próxima receta serán los sandwiches helados, así que estad muy atentos porque son una delicia.

¡¡Un beso enorme!! <3 <3

Artículos relacionados:



4 thoughts on “Cómo hacer chucrut en casa”

Deja un comentario