Gazpacho de mango crudivegano

crema-mango-aguacate-tomate-ajo-cebolla-perejil-queso-semillas-girasol-restos-leche-sin-gluten-sin-lactosa-crudivegana-vegana-sopa-verano-primavera-levadura-nutricional-superalimento

¡¡He vuelto!! Hace unos días que llegué a casa de mi primer viaje. Mi idea era descansar un poco y comenzar el viaje a Cuba, pero… ¡¡catástrofe!! Tengo gingivitis y la cara hinchada como una bola. Ya sabéis como son las vacaciones, todo el día fuera, te cepillas menos los dientes y proliferan las infecciones. Desde aquí os recomiendo que llevéis siempre el cepillo con vosotros. El caso es que mientras me recupero, mi refugio es la cocina 🙂 Tengo una receta pendiente de un postrecito muy sencillo que hice en Gran Canaria bastante, pero antes os voy a dejar esta crema fresquita ideal para el verano y sobre todo para los dolores de muelas, encías… Vamos, estos días en los que no puedes morder y solo comer blando.

Esta cremita está deliciosa y se hace rapidísimo, además tiene tres antibióticos naturales: la cebolla, el ajo y el jengibre; los cuáles van a ayudarnos mucho con la infección. Por otro lado, estaremos pasando un dolor de perros (es mi caso), así que contaréis con la ayuda de la capsaicina, la cúrcuma y de nuevo el todopoderoso jengibre; de todos ellos vamos a poner un trocito para no matar nuestro estómago. Tened en cuenta que ahora nuestra prioridad es deshacernos del malestar bucal, sin embargo si sois muy sensibles de estómago o no os gusta el picante quitáis alguno de ellos o incluso todos.

Vamos al lío…

Ingredientes de la crema de mango (para una persona)

  • 1 tomate maduro y grande
  • 1 mango mediano madurito
  • 1/2 aguacate (va a aportar la cremosidad y nos aporta la grasa que necesitamos para nuestro día)
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/4 de cebolla morada
  • Perejil fresco al gusto (ideal para el verano, nos ayuda a eliminar manchas del sol)
  • 1 trocito de chile picante rojo
  • 1 rodajita de jengibre fresco
  • 1 rodajita de cúrcuma fresca (si no la encontráis, echáis una cucharadita en polvo)
  • Pizca de pimienta negra (ayuda a abosorber la curcumina)
  • Pizca de sal rosa del Himalaya
  • Chorrito de aceite de oliva virgen extra (facilita la absorción de la cúrcuma)
  • Zumo de medio limón o lima
  • Chorrito de agua fría

Preparación de la crema de mango

Echamos todo a la batidora de vaso y batimos un minutillo. ¡¡¡Lista!!! Qué facil, rápida y rica.

Podríamos dejarla así y ya sería una comida o cena perfecta, pero quise darle un toque diferente, así saladito y fue espectacular, por ello os dejo la receta.

Crema de semillas de girasol con sabor a queso (da para un tarro de mermelada pequeño)

  • Restos de hacer leche vegetal de semillas de girasol (utilicé 100 g para la leche)
  • Un chorro de agua fría hasta cubrir los restos
  • 2 cucharadas soperas de levadura nutricional + B12 (la comercializa Salud Viva)
  • Especias: comino negro molido, pimienta negra, sal marina, romero (antiinflamatorio natural) y orégano

Hacemos lo mismo que antes, batimos bien y tenemos nuestra cremita de queso. La guardamos en el frigo para dipear con verduras, crêpes, como aliño de ensaladas…

Únicamente nos queda emplatar la crema de mango, echar unas cucharadas de la crema de semillas de girasol y decorar con perejil 🙂 La dejamos una horita en la nevera para que enfríe y así poder disfrutar más de su sabor.

Os dejo por hoy, volveré pronto con un postre y una nutella rica rica. Au revoir!!

Artículos relacionados:



Deja un comentario