Helados crudiveganos de sabores

helados-raw-chocolate-vainilla-turron-fresa-natural-fruta-sin-aditivos-conservantes

Salut! Comienza el verano y con él los heladitos, pero sin azúcar, sin gluten, sin lácteos, sin conservantes… ¿Es eso posible? Siiii 🙂 Me encantan los helados, están tan ricos, tan cremosos, son una merienda deliciosa. Además me flipa el hecho de poder crearlos sin lo típico de toda la vida y descubrir sabores hasta más ricos que los que tenía antes en mente.Y lo mejor es sentir que no me estoy haciendo daño por dentro con tanto azúcar blanco, lácteos e ingredientes que ni yo misma conozco, pero los cuáles echan siempre. Incluso el helado de la heladería más artesana o ecológica del mundo suele tener leche y azúcar porque a veces ya sabéis que el poner ecológico o vegano no es sinónimo de sano, que hay mucho vegano por el mundo tomando harinas blancas y azúcares refinados. Así que os animo a preparar este capricho saludable para vosotros mismos y para vuestras familias, porque en mi casa han cautivado a toda la family. Perdonad las fotos algo borrosas, pero había mucha prisa para servir para tanta gente. Las cantidades que os doy salen más o menos para dos personas.

helados-sin-lactosa-sin-azucar-sin-gluten-crudiveganos-vegano-crudos-sin-heladera

Helado de chocolate

  • 2 aguacates maduritos
  • 5 cucharadas soperas de algarroba
  • Sirope de coco al gusto (2 cucharadas soperas para mi)
  • Una pizquita de sal rosa del himalaya
  • Nibs de cacao para decorar

Podríais ponerle cacao crudo, pero la algarroba le da un toque más dulcito que se parece más al helado típico de chocolate. Cortáis los aguacates en trocitos y los congeláis unas cuantas horas, yo lo hago siempre de un día para otro, sabiendo los helados que quiero, lleno el congelador y al día siguiente tengo todo listo. Pasado el tiempo, sacamos los aguacates del congelador (esperamos unos 5 minutos para no acabar con el procesador) y lo procesamos hasta tener textura de helado. Tened paciencia, hay que procesar unos minutos, mientras  va cogiendo la textura vamos añadiendo el resto de los ingredientes y probamos. Si queremos más dulce o más chocolatoso, añadimos más sirope o algarroba, eso un poco a gusto de cada cual. Hacemos bolas con el típico utensilio de helados y decoramos con los nibs 🙂 Comemos in situ ¡Espectacular!

Helado de vainilla

  • 150 gramos de anacardos remojados
  • Sirope de coco al gusto
  • Leche de anacardos (eché a ojo, no sé deciros cantidades exactas)
  • Vainilla cruda en polvo (una buena cucharada de postre)
  • Sal rosa del himalaya

Aquí tenéis el de vainilla para completar el clásico. Procesáis los anacardos un poco, añadís el resto de los ingredientes y seguís procesando. Probáis, si está bueno, ya podéis congelarlo. Yo lo hago en moldecitos de silicona de muffins o bombones para que luego me sea fácil de desmoldar. Lo dejáis unas horas o toda la noche. En el momento que lo queréis engullir, los sacáis y a procesar vuestros muffins de anacardos. Pasado un tiempo se queda la textura helado con los puntitos de la vainilla. ¡¡Es de mis favoritos!! Lo hice con mi hermana, ambas alucinamos de lo bien que quedó y el sabor a vainilla que tiene es impresionante.

Helado de fresa

  • 150 g de fresas
  • Cualquier sirope o incluso azúcar de coco, aunque para los helados queda mejor el sirope.
  • Semillas de cáñamo peladas (un puñadito)
  • Chorrito de leche vegetal

Cortáis las fresas en trocitos y las congeláis el día anterior o un par de horas si estáis apurados. Al dia siguiente las procesáis y cuando casi esté la textura echáis las semillas, el sirope y la leche, vais probando y voilà 🙂 Lo de la semillas de cáñamo es un homenaje a las fresas con nata de cáñamo que hace mi hermana. Este helado es muy refrescante y tiene como un toque a fresas con nata buenísimo.

Helado de turrón “tipo Málaga”

  • 2 plátanos maduritos
  • Un puñado de anacardos activados
  • Un puñado de pasas
  • 1 cucharada sopera bien colmada de mesquite (algarrobo blanco)
  • Chorrito de leche vegetal

Guardamos los plátanos en trozos en el congelador. En el momento de zamparnos este pedazo de helado los sacamos y procesamos. Según va cogiendo textura, añadimos los anacardos, las pasas, el mesquite, la leche… Este helado me encanta porque no lleva endulzantes, con el plátano y las pasas queda dulce por si solo. Le llamo de turrón tipo Málaga porque el mesquite y los anacardos le dan un toque a caramelo, como a turrón muy especial y las pasas al clásico málaga de ron con pasas. No sé, tenéis que probarlo para sentir lo que os estoy contando.

Bueno, dejo los helados por hoy, creo que tenéis suficientes para ir probando, os advierto que ya tengo otros preparados para mostraros: mango, pistacho, avellana… Mmmmm Pero eso será otro día 😛 Au revoir!!

Artículos relacionados:



5 thoughts on “Helados crudiveganos de sabores”

Deja un comentario