Galletas crudiveganas de chocolate

galletas-crudiveganas-algarroba-sin-gluten-sin-lactosa-sin-azucar-sin-horno-raw-cookies-coco-cacao-platano-datil-avellanas

Me quedan solo dos semanas para irme a La Habana ¡¡Qué emoción!! 🙂 Estos días en mi casa he pasado mucho tiempo en la cocina, aprovechando únicamente los pocos ratos de sol que me ha ofrecido Galicia. Sin embargo, gracias al mal tiempo he creado recetas como esta: unas cookies crudiveganas que podéis hacer clásicas o de chocolate añadiendo algarroba. Estas galletitas crudas son bajas en grasa, no contienen frutos secos como base, ni huevos ni azúcar.¿Habéis utilizado alguna vez la harina de coco? Para mi ha sido la primera vez y me ha gustado su textura y sabor. Vamos al lío…

galletas-cookies-crudiveganas-veganas-caseras-simples-facil-sencillas-sin-horno-bajas-grasa

Ingredientes de nuestras cookies (Sobre 16 galletas)

  • 1 taza de harina de coco
  • 1 taza de agua
  • 6 dátiles Medjoul deshuesados
  • 2 plátanos pequeños muy maduros o en su defecto uno grande
  • 1 cucharadita de vainilla cruda en polvo
  • 1 cucharadita de sal marina (la mía rosa del Himalaya)
  • Un puñadito de nibs de cacao
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco (lo eché en su estado semisólido)
  • 2 cucharadas soperas de harina de algarroba (si queréis ponerlas de chocolate, también podéis dejarlas clásicas  omitiendo este ingrediente)
  • Decoración: Avellanas, nibs de cacao, coco rallado…

Preparación de nuestras cookies (Sobre 16 galletas)

  1. Deshacemos en el procesador de alimentos los dátiles junto con la harina para que se adhieran y formen una masa.
  2. A continuación añadimos la algarroba, el agua, los plátanos, la vainilla y la sal. Continuamos procesando hasta crear una masa que podamos manejar fácilmente.
  3. Por último, incorporamos el aceite de coco y el puñado de nibs. Removemos un poco a baja velocidad para que se mezclen por toda la pasta de galletas. Así encontraremos el toque crujiente por el medio.
  4. Formamos bolitas y las aplastamos dándoles forma de galleta (podemos hacerlas más delgadas o más gorditas). Yo hice dos tipos: unas más planas que decoré con nibs y otras más anchas con una avellana en medio.
  5. Cuando las tengamos listas tenemos nuevamente dos opciones: Podemos deshidratarlas o como hice yo, meterlas en la nevera toda la noche para que adquieran una textura más firme.
  6. Las galletas aguantan perfectamente 3 días en la nevera (os aconsejo guardarlas en el frigo porque en verano nunca se sabe…)

¿Qué os parecen? Son muy fáciles y ricas. Perfectas para un antojo dulce. Si no tuvieráis harina de coco siempre podéis substituirla por coco rallado molido, copos de avena u otro cereal haciéndolo harina… Espero que las hagáis y las disfrutéis mucho.

Bisous!! <3 <3

Artículos relacionados:



Deja un comentario