Pizza vegana con base sin gluten

pizza-italia-sin-gluten-glutenfree-intolerancias-celiaquia-sin-harinas-sin-levaduras

Como cada jueves, despido la semana con una recetilla salada muy especial. El martes fue el cumple de mi boyfriend e hice pizzas a gusto de cada uno para toda el familión. Fue agotador, pero valió la pena porque cada cual disfrutó su masa e ingredientes favoritos. El día que toca pizza siempre utilizo la misma receta base de Roberta´s (un restaurante de New York que hace unas pizzas para morirse). ¿Por qué siempre la misma? Porque es la mejor, sale perfecta: finita a la italiana, crujiente, con mucho sabor…La receta base es: 153 g de harina de fuerza, 153 g de harina floja de repostería, 202 ml de agua templada, 4 g de levadura seca, 10 g de sal, 1 cucharada sopera de aceite de oliva.

Sin embargo, hace tiempo que en mi cocina no utilizo ni harinas refinadas ni levadura. Hasta ahora siempre había cambiado estos ingredientes por harina integral de espelta y bicarbonato. Para los que no os importe consumir gluten es una alternativa genial, pero yo cada vez estoy más concienciada con lo del gluten y por eso son muy contadas las ocasiones que lo tomo (alguna fiesta, algún viaje o cuando voy a una casa de invitada). Sintiéndolo mucho por la espelta, nuestra relación es muy esporádica jajajaa. Las alternativas sin gluten son muchas, así que no tenemos de que preocuparnos, la transición es así, vas dejando alimentos poco a poco. Ahora soy muy fiel al trigo sarraceno, la quinoa, el mijo, el amaranto, el arroz, las legumbres… Hay infinidad de opciones para comer sin gluten. De todas formas, nunca va a ser lo mismo, los panes, pizzas, masas, no salen de la misma manera, pero es normal, solo debemos asumirlo y disfrutar igualmente de otro tipo de texturas y sabores.

pizza-vegana-sin-lactosa-vegetal-queso-anacardos-casera-natural-sana-saludable-baja-grasa

En este caso quise hacer mi pizza con harina de garbanzos y el resultado fue diferente, pero muy bueno. Así que comparto con vosotros la receta por si algún día tenéis ganas de pizza, pero no queréis pecar con el gluten y los lácteos. Mi pizza llevaba salsa de tomate crudivegana y un queso crema de semillas de girasol 100% sin culpa. Antes de empezar con los ingredientes, quiero advertiros de que es una comida contundente (al fin y al cabo es harina de legumbres), os aconsejo compartir la pizza con alguien y acompañarla de una gran ensalada verde para contrarrestar la leucocitosis digestiva. No hagáis como yo, que me la comí enterita yo sola y tuve una digestión bastante pesada. Las cantidades que os doy aquí son para dos pizzas grandes (yo las hago siempre delgaditas).

pizza-vegana-tropical-hawaiana-version-saludable

Ingredientes de la base de pizza (para 2 pizzas grandes)

  • 400 g de harina de garbanzos
  • 200 ml de agua templada
  • 1 cucharada sopera de bicarbonato eco + 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • 10 g de sal rosa del Himalaya
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • Opcional para agregarle más sabor: Orégano, tomillo, romero, pimienta negra, vinagre de umeboshi…

Preparación de la base

En un bol, juntamos la harina, el bicarbonato, la sal, las especias y hacemos un agujero en el medio. Por otro lado, removemos el agua con el aceite y el vinagre. Los echamos al volcán de harina y la trabajamos poco a poco formando nuestra masa, cuando podamos comenzamos a utilizar las manos. Quizás necesitemos un poquito más de harina. Hacemos una bola y la dejamos en el recipiente con un paño húmedo por encima 15 minutos.

Pasado el tiempo, la amasamos durante 3 minutos con nuestras manitos. La dividimos en dos y ponemos cada bola ligeramente aplastada en un plato cubierta con film. Las dejamos en la nevera 24 horas.

Al día siguiente las sacamos de la nevera y, cuando estén a temperatura ambiente, las estiramos con ayuda de un poco de harina y un rodillo. La masa es muy fácil de trabajar, solo se rompe un poquito al ponerla demasiado fina, pero nos permite cogerla y colocarla en la bandeja de horno forrada con papel vegetal. Podemos hacer una y dejar la otra en la nevera para el día siguiente.

¿Qué le puse a mi pizza?

Salsa de tomate crudivegana: 1 tomate grande muy maduro, 8 tomates secos remojados (si los ponéis en agua caliente, se ablandan en 15 min.), 1/2 mango, un poco de agua del remojo del los tomates, albahaca, perejil y romero frescos, una pizca de pimienta negra, canela y orégano. Batir todo y listo. Esta salsa rinde para las dos pizzas y os sobra para comeros una pasta crudivegana para 2 personas al día siguiente.

Queso crema de semillas de girasol: 100 g de semillas de girasol activadas, 2 cucharadas soperas de sésamo tostado molido, 2 cucharadas soperas de levadura nutricional, una pizca de sal rosa del Himalaya, unas gotas de zumo de limón y leche vegetal hasta adquirir la consistencia de queso crema.

Otra opción que me gusta mucho para el queso (por si no os gustan los quesos cremosos) es el parmeraw, yo lo hago con 50 g de levadura nutricional, 50 g de almendras sin activar, 2 cucharadas pequeñas de sésamo tostado y una pizquita de cúrcuma. Todo al molinillo y queda textura de parmesano, ¡¡deli deli!!

Ingredientes variados que le puse por encima: Champiñones laminados, calabacín en rodajas finitas, espárragos trigueros en láminas, piña, rúcula,  aceitunas negras y orégano.

Montaje y cocción de la pizza

  1. Primero precalentar el horno a máxima potencia, de esta forma simulamos los hornos de leña que usan en la pizzería Roberta´s (250º).
  2. Segundo, cubrir nuestra corteza de pizza con la salsa de tomate (no le pongáis demasiada o se humedecerá).
  3. Tercero, poner los champiñones, el calabacín, los trigueros y las aceitunas.
  4. Por último, agregar cucharadas de queso crema o parmeraw, la rúcula y el orégano.
  5. Horneamos la pizza 12 minutos con calor por arriba y abajo. Con estos minutos queda perfecta. Cuando salga del horno le ponemos la piña por encima, la razón por la cual la pongo al final es porque suelta agua y no queremos que nuestra pizza quede mojada.

¡¡Está lista!! Probadla y me decís que os parece, creo que es una excelente opción para los que no podemos o no queremos consumir gluten.

Bon appétit!! Hasta la semana que viene 🙂

Artículos relacionados:



5 thoughts on “Pizza vegana con base sin gluten”

Deja un comentario