Leche vegetal de semillas de amapola

leche-amapola-vegetal-dairyfree-plantbased

¡¡Ya estamos a mitad de semana!! ¿Pensando en preparar el risotto de calabaza este finde? Espero que siiii. Esta semana además del artículo del jueves, que es un desayuno super original que os había prometido, también quiero regalaros este post express para que incluyáis en vuestra lista de bebidas vegetales esta leche de semillas de amapola. Ya estamos más que acostumbrados a tomar leches de frutos secos, coco… Sin embargo cuando menciono que consumo de vez en cuando leche de amapola, me doy cuenta que es una completa desconocida para muchos y yo ¡¡la adoro!!

¿Queréis saber los motivos?

  1. Junto con la leche de sésamo, son las leches vegetales que más calcio contienen. 100 g de semillas de amapola contienen 1.438 mg de Calcio, mientras que 100 g de sésamo tendrían 975 mg.
  2. Además de calcio, también nos aporta magnesio, manganeso, hierro, zinc, cobre, fósforo y potasio.
  3. En cuanto a vitaminas no se queda corta: un montón del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, ácido fólico y B9), C y E.
  4. Protege nuestro corazón, ya que es rica en ácidos grasos esenciales, sobre todo en Omegas 3 y 6.
  5. Contiene fibra, por lo cual es muy saciante y nos ayuda a combatir el estreñimiento.
  6. Las semillas de amapola son consideradas un analgésico natural actúando como calmante del sistema nervioso, de esta manera nos relaja y ayuda a sobrellevar etapas de mucho estrés.

leche-vegetal-semillas-amapola-sin-lactosa-crudivegana-calcio-calmante

¿Os he convencido? Pues aquí os dejo los ingredientes y cómo hacerla…

Ingredientes para 1 litro de leche de amapola

  • 100 g de semillas de amapola
  • 1 litro de agua mineral o filtrada
  • Opcional: pizca de sal marina, especias, algas para aportarle todavía más calcio, algún endulzante…

Preparación de nuestra leche vegetal

  • La noche anterior a hacerla ponemos las semillas de amapola a remojar con una taza del litro de agua que vamos a utilizar.
  • Al día siguiente, echamos las semillas con su agua del remojo en la batidora de vaso. Batimos empezando con velocidad baja y vamos subiendo paulatinamente. Cuando tengamos bien trituradas las semillas, como si fuesen crema, pasamos al siguiente paso…
  • Es hora de echar el resto de agua hasta alcanzar el litro y batir de nuevo para que crear la leche.
  • Solo nos queda filtrar con una bolsa para filtrar leches vegetales y estará ready to drink. Ponemos toda la mezcla dentro de la bolsa con un bol debajo, ordeñamos y el líquido blanquito y perfecto que sale de la bolsa es nuestra leche de amapola.
  • A mi me gusta dejarla así tal cual porque ya después según sea para un plato salado o dulce, le añado en el momento lo que yo quiera, pero si queréis enriquecerla al instante podéis ponerle superalimentos, vuestra especia favorita, un trocito de algas, endulzantes… Volvéis a batir para que quede un líquido homogéneo y ya podéis guardarla en el refrigerador. Aguanta perfecta 3 días, pero lo ideal es consumirla cuanto antes.

Me parece una leche idónea para tomar por la noche con una taza de avena sin gluten, algarroba y algún fruto seco o fruta neutra, ya que va a ayudar a relajarnos y dormir mejor. Así que, ya sabéis, los que no dormís bien, probad esta cenita saludable.

¡¡Hasta mañana!! Un beso enorme <3

 

 

Artículos relacionados:



3 thoughts on “Leche vegetal de semillas de amapola”

  • Hola Elisa! Me encanta tu blog! Hace mas de 6 años que como sin gluten y un par de ellos que eliminé los lácteos pero lo cierto es que no tenía ni idea de que fuese tan fácel hacer tus propias leches vegetales (siempre recurro a las envasadas aunque intento variar entre la de alemendra, coco, soja y arroz), así que en cuanto reciba mi bolsa paea filtrar me pondré a ello. Una pregunta, ¿dónde puedo conseguir los productos de avena sin gluten? Harina, copos, etc.
    Muchas gracias y enhorabuena!!

    • Cómo me alegra lo que me cuentas, la verdad es que esto de la alimentación es ir pasito a pasito y cada vez se descubren cosas nuevas ¿verdad? Yo me maravillo cada día con la cantidad de cosas que se pueden hacer y además riquísimas. Ya me contarás que tal las leches, ya verás que proceso más chulo, tomarte tu propia leche hecha por ti, de verdad que es una experiencia 😉 Las envasadas están bien para tener de fondo en la despensa porque no siempre tenemos tiempo 😉 En cuanto a la avena sin gluten, yo la descubrí hace poco en mi herbolario habitual en Arteixo. Pero si prefieres adquirirla por Internet aquí te dejo el link a la tienda de Conasi que la tiene: http://www.conasi.eu/mueslis-copos-ecologicos/673-copos-de-avena.html
      Con los mismos copos y un molinillo de los antiguos de moler café puedes hacer tu propia harina sin gluten 🙂
      También me parecen super interesantes las avenas germinadas sin gluten de Iswari, las tienen de sabores (plátano, cacao, cáñamo…). A mi me encantan, hoy mismo les pregunto que tienda de Coruña las distribuye porque todavía no tienen tienda online y te cuento donde puedes comprarlas. Un besito!!! Y bienvenida!!! <3

Deja un comentario