Tartaletas crudiveganas con crema de arándanos

tartaletas-sin-gluten-sin-lactosa-sin-azucar-sin-horno-sin-culpa

¿Qué tal estáis? Yo muy dulzona, qué raro 😉 El finde estuve recolectando moras y adquirí unos arándanos a muy buen precio, así que ayer hice mi sueño realidad, el cual consistía en comerme unas tartaletitas rellenas de crema de arándanos. Para la base buscaba la textura de las típicos pastelitos de manzana y para la crema me apetecía una mezcla entre dulce y ácido. Creo que lo he conseguido y todo ello sin abusar de grasas vegetales.Para sustituir tanto fruto seco, he puesto copos de trigo sarraceno y solo un poquito de sésamo tostado y tahini, el resto es fruta ohhh yeahhhh!!!

Una cosa importante, si no tenéis estos moldes de tartaletas, no pasa nada. Podéis hacerlo como una tarta, simplemente tenéis que congelarla para que adquiera consistencia, pero tiene que estar de vicio igualmente, sobre todo ahora en verano. Y otra opción es ponerlo en copas a modo de postre con cuchara, las tartaletitas son más monas, pero el sabor es el mismo.

tartaletas-antioxidantes-crudiveganas-veganas-vegetales-crudas-natural-casero

Ingredientes y preparación de la base (para 14 tartaletas)

  • 1 taza de trigo sarraceno germinado o de copos de trigo sarraceno
  • 2 cucharadas soperas de sésamo tostado (opcional)
  • 2 cucharadas soperas de tahini
  • 1 taza de dátiles deshuesados
  • 1/2 taza de uvas pasas
  • Pizca de sal marina

En el procesador de alimentos, deshacéis l trigo sarraceno con el sésamo. A continuación echáis los dátiles, las pasas, el tahini y la sal. Procesáis todo bien hasta que se quede como una masa que se pega. En este momento cogemos nuestros moldes de tartaletas, los cubrimos con un trocito de papel film y ponemos una bola de masa en cada una. La vamos repartiendo con paciencia hasta cubrir bien el molde. Esta es la parte más trabajosa porque se pega un poco, pero solo es práctica. Una vez que tenemos todos los moldes listos los metemos en el congelador para que endurezcan un poquito.

Ingredientes y preparación del relleno

  • 4 plátanos grandes congelados en trocitos
  • 150 g de arándanos frescos
  • 1 cucharadita de vainilla cruda en polvo
  • Moras para decorar

Sacamos los plátanos 10 minutos antes de hacer el  relleno, así se van descongelando. El rellenos es muy simple, se trata de batir los plátanos congelados, cuando formen una crema, añadir los arándanos y la vainilla y batir hasta obtener la consistencia cremosa. Cuando la tengáis lista, sacáis vuestras tartaletas del congelador, las desmoldáis con cuidado y rellenáis con la crema. Solo queda decorarlas con las moras y guardar en la nevera hasta el día siguiente.

Si no queréis mezclar dulce ácido (en realidad no es la mezcla ideal) podéis hacer una crema de mango, de plátano con cacao, de manzana… Es que las posibilidades son infinitas y muy sencillas.

Así quedan después de pasar toda la noche en la nevera 🙂

tartaletas-pies-antioxidantes-arandanos-moras-frutos-rojos-platano-trigo-sarraceno-sesamo-tahini

Os aseguro que están deliciosas, son como los clásicos pastelitos  de las fiestas que vienen en una bandeja que siempre se vacía. Si tenéis invitados os recomiendo hacer rellenos variados (mango, plátano, papaya, fresas…)  y decorarlos con distintas frutas (kiwi, piña, un poco de coco…). Van a alucinar cuando les digáis que son tan sanas.

Vuelvo el jueves con una recetilla salada. Bisous!! <3 <3

Artículos relacionados:



1 thought on “Tartaletas crudiveganas con crema de arándanos”

Deja un comentario